“La ignorancia es audaz y lo pretende todo. El que lee se da cuenta de su verdadero valor y no aspirará sino a lo que esté seguro de comprender y de poder desempeñar”.
Guillermo Andreve

sábado, 3 de noviembre de 2012

Por un país al alcance de los niños


Uno de los los grandes problemas de la educación panameña no es sólo que está atrasada comparada a otros sistemas educativos del mundo, es que es autoritaria y vertical. Esta noción en la escuela ha matado la creatividad; no tenemos una educación que promueva el pensamiento creativo. Los procesos educativos hoy día se están enmarcando dentro de una concepción de saberes compartidos que permiten construir desde la creatividad una nueva ecología del ser humano y tener  una visión más compleja de la realidad, menos estrecha, utilizando soportes creativos muy diversos; uno de ellos es la literatura. 

En este orden de ideas es para nosotros una alegría poder compartir un interesante y valioso artículo de Gloria Bejarano, una pedagoga que ha intervenido la realidad panameña desde hace varios años con varios proyectos para promover el pensamiento creativo; también es Directora de Casa Taller, un laboratorio creativo que funciona en la Ciudad del Saber

La propuesta de Gloria es una invitación para acercarnos a la obra de Gabriel García Marquez. Con motivo de los 30 años del merecido Nobel a Gabo; Gloria hace una reflexión para explorar la realidad y sus posibilidades desde los textos del escritor colombiano. También desde este espacio invitamos a nuestros lectores a que visiten el blog de la Fundación Casa Tallerhttp://fundacioncasatallerblog.blogspot.com/; allí encontrarán importantes textos reflexivos sobre la creatividad que pueden ser muy útiles.

Carlos Fong
Oficina del Plan Nacional de Lectura
INAC


GABRIEL GARCÍA MÁRQUEZ  Y LA EDUCACIÓN

POR UN PAÍS AL ALCANCE DE LOS NIÑOS
Gloria Bejarano C
Directora,  Fundación Casa Taller
Panamá Octubre 31 de 2012

Colombia y Panamá celebran los 30 años del Nobel de Literatura con una agenda cultural inspirada en su obra; en México su segunda patria celebran con gran despliegue y seguramente en muchos otros lugares con encuentros de escritores/as, notas de prensa y múltiples manifestaciones. Ocurren muchos hechos y comentarios, muy poco o nada he visto sobre la relación de García Márquez con la educación.

Como mi referencia más cercana con el Nobel gira alrededor de la educación, me permito tocar este tema desde mi experiencia personal y educativa. Desde mi adolescencia acostumbro dormir los libros que estoy leyendo a mi lado (quienes lo hacemos tenemos la esperanza de que sus historias se cuelen en nuestros sueños). GGM ha estado con su obra una y otra vez en esa pila de libros de mi mesita de luz.

En el año 1979 cuando tuve la oportunidad de hablar con él en Casa de Las Américas, le conté sobre mis sueños de educadora y mi recién iniciada aventura pedagógica; con esa sonrisa suya me dijo “Gloria tu eres una audaz”, no lo había pensado pero desde ese día creí seriamente en mi audacia.  Años después en 1996 estando New York me llegó un mensaje urgente anunciando un encuentro con García Márquez en Bogotá, era una reunión con la entonces Ministra de Educación Maria Emma Mejía, quien le había sugerido a Gabo mi nombre y el de la Fundación Rafael Pombo para la realización de un proyecto con niños  y niñas en Aracataca su tierra natal.  Fue un encuentro realmente importante para nuestra experiencia educativa. Ese día nos comentó: Yo no tenía relación con la educación, era periodista,  pero cuando participé en la “Misión de los sabios” descubrí ese tesoro. A los 70 años vine a entender lo que significa la educación.  Sin duda él, maestro de la vida, ya había ingresado, en esa amplia esfera de la educación donde ocurre un dialogo libre de esos formalismos que ahogan la compleja aventura de SER HUMANO.

Cuando discutíamos el sentido del proyecto educativo-cultural de Aracataca, nos dijo algo en lo yo estaba muy de acuerdo: No se trata de enseñar, lo importante es descubrir el talento de los niños y niñasque sea una oportunidad para las escuelas del pueblo y las veredas campesinas.  Su deseo fue un mandato. Tal como lo hacíamos en Bogotá, ocurría en “Macondo”, cada mes llegábamos dos o tres talleristas a trabajar por una semana. La casa natal de GGM convertida regularmente en museo para visitantes, se transformaba,  en un laboratorio de creatividad; Esta revolución era un dolor de cabeza para su director,  los “pelaos” bulliciosos entraban y salían todo el día, llegaban de las escuelas vecinas, a pintar, escuchar y contar historias, a leer, a ver cine y a jugar a hacer cine, teatro, música, se tomaron las casa, las calles del pueblo y la estación de ferrocarril.

Por dos años trabajamos en Aracataca, viajando por las bananeras, tratando de re crear imágenes de Cien años de soledad, efectivamente allí en la esquina, a media cuadra de la casa de Gabo, estaba la botica donde ocurrían las reuniones políticas, en la otra esquina vivía la señora Bella, esposa de militar venezolano exiliado con sus 90 años y su venta de dulces de colores; nos hospedaba la señora Dilia Todaro, de origen italiano que nos evocó la presencia de Pietro Crespi.  En el patio de la casa encontramos “el árbol de los Buendía” allí escuchamos la conferencia de un estudiante Sudafricano que viajó hasta Aracataca para documentar su tesis, un análisis comparativo entre Cien años de soledad y El Lazarillo de Tormes.

En el año 2006 cuando llegamos a Ciudad del Saber, con el proyecto de La Fundación Casa Taller como Centro Internacional para el Desarrollo del Pensamiento Creativo, expresé mi deseo de trabajar cerca de “El Árbol de Los Buendía”  ese centenario Corotú, que nos cobija en la hora de cuento, o en la alegría de un concierto.

Los autores y su obra literaria se tejen con los acontecimientos de la vida y pasan a ser parte de nuestra existencia; a medida que leemos vamos relacionando, asimilando e incorporando lo que nos ofrece la literatura.  GGM también nos ha entregado textos sobre la educación, que son un alto obligado para reflexionar sobre el sentido de nuestra educación: Al recibir el premio Nobel, su discurso pone sobre el tapete la realidad de nuestra América.  Más tarde 1996, como comisionado de la MISIÓN DE LOS SABIOS, en el informe de la misión de Ciencia, Educación y Desarrollo nos entregó su  proclama POR UN PAÍS AL ALCANCE DE LOS NIÑOS[1]. En el II documento de este mismo  informe encontramos su MANUAL PARA SER NIÑOS.

Hoy pienso que un homenaje a GGM, es aprovechar sus textos para Pensar en NUESTRA EDUCACIÓN.  La gran paradoja de nuestro quehacer educativo es que por la urgencia de “hacer la tarea” y “resolver” en lo económico no logramos hacer un alto para PENSAR.Sabemos que nuestro sistema educativo va a la deriva, pero aturdidos como estamos por los acelerados cambios del siglo, no logramos encontrar respuesta para una educación que flota en un mar saturado  por la  maraña de soluciones de corte neoliberal, donde la calidad se mide por la apropiación de instrumentos, la efectividad se anuncia en cifras, y la creatividad es sinónimo de la ingeniosa capacidad de vender. El espejismo de la salida fácil nos hace creer que la transformación educativa ocurre con medidas cosméticas, ingeniosos concursos, o frases  repetidas en un discurso.

GGM nos muestra lo que no estamos viendo: Que más allá de la salida fácil requerimos una educación con visión de país; que es necesario saber de dónde venimos, cómo somos, para donde vamos. Preguntarnos cuál es nuestro proyecto de país. Un grupo de científicos acaba de entregarnos un estudio sobre el genoma panameño[2], buen principio para iniciar un camino hacia el conocimiento de nuestra realidad. 

Creo que una lectura menos local y más latinoamericana estos textos de GGM, nos permite reflexionar sobre NUESTRA EDUCACIÓN, podemos hacerlo de manera honesta, aceptando que por acción u omisión, día a día cultivamos  “…un sistema que nos incita a vivir como ricos… y nos condena a la esclavitud del consumo. Un sistema que nos vende “una noción instantánea y resbaladiza de la felicidad: queremos siempre un poco más de lo que ya tenemos, más y más de lo que parecía imposible, mucho más de lo que cabe dentro de la ley, y lo conseguimos como sea: aun contra la ley…. somos dos países a la vez: uno en el papel y otro en la realidad.

Gloria Bejarano
Queda abierta la puerta para dialogar  para poner la cara ante nuestra realidad, para atrevernos a pensar, y como dice GGM, aceptar el reto de lograr…Una educación, desde la cuna hasta la tumba, que incluya a todos los niños y niñas del país,  y no deje regados a los adolescentes en el camino. Una educación,… inconforme y reflexiva, que nos inspire un nuevo modo de pensar y nos incite a descubrir quiénes somos en una sociedad que se quiera más a sí misma.
…Que integre las ciencias y las artes a la canasta familiar, de acuerdo con los designios de un gran poeta de nuestro tiempo que pidió no seguir amándolas por separado como a dos hermanas enemigas.
…Que canalice hacia la vida la inmensa energía creadora que durante siglos hemos despilfarrado en la depredación y la violencia, y nos abra al fin la segunda oportunidad sobre la tierra que no tuvo la estirpe desgraciada del coronel Aureliano Buendía. Por el país próspero y justo que soñamos: AL ALCANCE DE LOS NIÑOS


[1] INFORME DE LA MISIÓN DE LOS SABIOS. COLOMBIA AL FILO DE LA OPORTUNIDAD. 1996. Presidencia de la República, COLCIENCIAS.  Tercer mundo editores. Santa Fe de Bogotá
[2] Achilli, Cooke, Motta, Perego. Octubre 2012. Descifrando el genoma panameño. Memoria de Conferencias. BIOMUSEO. Panamá.




Gloria Bejarano


1 comentario:

  1. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar